14 de abril de 2016

TALLARINES A LA CARBONARA VEGANA


Siempre he pensado que la cocina está para disfrutar, del resultado por supuesto, pero también de todo el proceso que nos lleva a ese resultado. Innovar, cambiar, probar, estar continuamente pensando cómo mejorar una receta o qué ingredientes pueden funcionar mejor que otros, es algo que forma parte de ese arte que es la cocina. Porque al final, los ingredientes son como colores que se mezclan en un lienzo, y en nuestras manos está conseguir la mejor composición. 

Y después de esta reflexión tan profunda y pinturil (jajaja) os explico la receta de esta semana. Todo surgió de una de estas combinaciones de las que os hablaba, no es que se me haya ido la pinza, a ver, todo tiene su porqué. Se me ocurrió añadir un poco de queso ahumado vegano en la salsa carbonara y el resultado no pudo ser mejor. Ya había probado otras versiones, pero tampoco me acababan de convencer del todo. Pero el toque ahumado del queso aporta ese inconfundible sabor que recuerda mucho al bacon




La salsa es cremosa, suave y tiene todo el sabor (al menos que yo recuerde) de una deliciosa salsa carbonara. Por supuesto, ésta es una versión mucho más saludable ya que no vamos a utilizar ningún ingrediente de origen animal y por tanto es 100% libre de colesterol.

Éstos son los ingredientes que vamos a necesitar para la salsa carbonara (para 2-3 personas):

- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 5-6 champiñones hermosos
- 350 ml de leche de soja ecológica (sin edulcorar, ¡muy importante!)
- 100 g de queso vegano ahumado (yo usé "Saturn" de Divina Teresa)
- 1 teaspoon de maicena
- 1/4 cup (60ml) de vino blanco (opcional)
- sal y pimienta
- perejil (para decorar)
- aceite de oliva Virgen Extra





Preparación:

1. En una sartén añadimos 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente incorporamos la cebolla picada, los ajos cortados muy finitos y lo dejamos a fuego medio-bajo.

2. Mientras se pochan, vamos a quitarles el pie, con cuidado, a los champiñones y los laminaremos finamente.

3. Cuando la cebolla esté blandita añadimos los champiñones y salpimentamos. Dejamos que se hagan un poco a fuego medio-alto y añadimos el vino blanco (esto es opcional). Removemos hasta que se evapore el alcohol.

4. A continuación, separamos un poco de leche de soja en una taza y la mezclamos con la cucharadita de maicena, removemos bien con un tenedor para que se disuelva bien y no queden grumos. Lo mezclamos con el resto de leche y lo añadimos a la sartén.

5. Dejamos que se cueza todo a fuego medio bajo hasta que la salsa empiece a hervir. Añadimos el queso rallado (no hace falta que lo ralléis muy fino, se fundirá bien) y vamos removiendo con una cuchara de madera para que se homogenice todo. En este punto podéis añadir más sal y pimienta a vuestro gusto. Cuando la salsa tenga el espesor deseado, podéis apagar el fuego y reservar hasta que la pasta esté cocida.

Solo nos quedará mezclarlo con los tallarines. Podemos añadirle un poco de perejil fresco picado, rallar un poco más de queso por encima, espolvorear levadura nutricional...¡lo que queráis! Como la soja es una fuente de proteína completa, podéis acompañar este plato de una ensalada variada, y tendréis una comida bien equilibrada. Os aseguro que están muy ricos y si os apetece un buen plato de pasta os dejará bien saciados y complacidos. Y como siempre, ¡sin dañar a ningún animal!

Espero que probéis de hacer esta receta y ¡me contáis!



2 comentarios:

  1. Estas betas sevillanas tienen una pinta impresionante!! Y encima veganas!! Podrian llamarse, Betas Seveganas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja gracias Pancho! Espero que los prepares! :)

      Eliminar